El presidente del Consorcio, Benjamín Prieto, ha mostrado su disposición a firmar con el Ayuntamiento de Cuenca el convenio que permita aprovechar bien los recursos públicos

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha realizado hoy un balance satisfactorio de la evolución del Consorcio 112 en los últimos dos años y medio, una evolución que le ha llevado de estar “al borde de la desaparición” por su precaria situación económica a estar “saneado económicamente”, pagando nóminas y facturas puntualmente y “en el que los Ayuntamientos están pagando menos dinero” con una rebaja que en algunos casos alcanza el 40 por ciento respecto a lo que pagaban antes, y todo ello sin renunciar a prestar el mejor servicio posible como lo demuestran las inversiones que se han realizado tanto para mejorar los equipos como para desarrollar la formación de los bomberos provinciales.

Prieto ha realizado este balance en una comparecencia de prensa en la que, acompañado por el vicepresidente del Consorcio Cuenca 112, el también vicepresidente de la Diputación Carlos Algaba, y por el jefe de Servicio, Francisco Soriano, ha recordado que si se ha logrado esta evolución ha sido gracias al esfuerzo y compromiso de los propios trabajadores, y a una “política decida de ahorro” que se traduce incluso en el hecho de que personas como el vicepresidente Carlos Algaba, liberado por la Diputación, asuma la dirección de los bomberos sin coste alguno para el Consorcio, en lugar de contar con un staff abultado tal y como ocurría con anterioridad.

Ha sido precisamente el responsable del Consorcio, Carlos Algaba, el encargado de detallar el número y tipología de las intervenciones que ha desarrollado el Consorcio a lo largo del año pasado, un año en el que con 955, los bomberos provinciales han realizado el mayor número de intervenciones de su historia y en el que han prestado servicio en 118 municipios de la provincia.

Según los datos ofrecidos por Algaba, el mayor número de actuaciones que el Consorcio de Bomberos “Cuenca 112” realiza es el de intervención en Incendios con 595 intervenciones, de las que la inmensa mayoría, 320, es para sofocar pequeños incendios forestales o de pastos. En este punto Algaba ha recordado que el Consorcio no tiene competencia directa en incendios forestales, a pesar de lo cual “se tiene una amplia participación en conatos de incendios y pequeños fuegos en el entorno rural, sobre todos de pastos y matorral”, en lo que se entiende como una colaboración real con otras administraciones.

Dentro del capítulo de incendios, Algaba también ha destacado las 102 intervenciones dentro de la tipología “urbana” que engloba viviendas, edificios y locales y que ha experimentado un ligero repunte en los últimos años “en gran parte por la vuelta al uso de braseros y estufas de leña y carbón en viviendas donde se llevaba años sin utilizar y en las que no han realizado los mantenimientos pertinentes”.

Al margen de las actuaciones en incendios, a lo largo de 2013 los bomberos del Consorcio realizaron 107 rescates y salvamentos. En este apartado se encuentran los rescates e intervenciones en accidentes de tráfico, que con 62 actuaciones registra el menor número de la historia del Consorcio y coincide con el descenso generalizado de accidentes de circulación.

Finalmente los bomberos han realizado 303 asistencias técnicas, es decir actuaciones de urgencia y emergencia -aunque no siempre requieren una respuesta inmediata- solicitada en gran parte por los ayuntamientos como son la retirada de enjambres, achiques de agua, saneamiento de cornisas y tejados, o dispositivos preventivos en fiestas. En este último apartado también se ha notado una mayor actividad en este ejercicio y un cambio “cualitativo y cuantitativo” ya que por su tipología permite una mauyor cercanía a los ciudadanos y se puede completar con tareas de asesoramiento y prevención que permiten mejorar la seguridad de los ciudadanos.

A los datos que arroja el servicio prestado por los bomberos del Consorcio, hay que añadir los servicios prestados por otras administraciones como son los 135 servicios que han prestado en la provincia el SEPEI de Albacete desde los parques de Villarobledo y Casas Ibañez, o los 14 servicios que ha prestado el parque de Bomberos de la Ciudad de Cuenca.

Precisamente el presidente de la Diputación se ha referido a las relaciones con los bomberos de la capital y a preguntas de los periodistas ha señalado que desde el Consorico no se cierra la puerta a un posible acuerdo con el ayuntamiento de la capital para firmar un convenio que está ya muy perfilado.

En este punto ha sido el vicepresidente Carlos Algaba el que ha recordado que tras las negociaciones del pasado mes de noviembre parecía estar claro que el importe sería de 60.000 euros por un total de 55 intervenciones al año –la media de las intervenciones realizadas en los últimos cinco años- y que el Consorcio renunciaba al reintegro de posibles cantidades sobrantes en cada anualidad, de la misma forma que está dispuesto a pagar cada intervención que se pueda realizar por encima de este número, según la tarifa que fijen las ordenanzas municipales de la capital. Eso sí, ha aclarado, el Consorcio quiere reservarse el derecho de movilizar a los bomberos de la capital siempre que lo considere necesario y no fiarlo, como limitarlos a los casos en los que el propio ayuntamiento considere que hay ‘riesgo vital inminente’, porque eso es muy difícil de calibrar en una llamada de teléfono y, desde luego, entraña riesgos importantes para la seguridad de las personas y de sus bienes.

Como datos curiosos, se puede destacar que los bomberos provinciales han sido requeridos para actuar también fuera de los límites provinciales, sobre todo desde Guadalajara con tres ocasiones; o que a lo largo de 2013 han prestado servicio en otras tres ocasiones en el término municipal de Cuenca, una de ellas en la pedanía de Mohorte y otras dos sin especificar.

Acceso privado