Los bomberos realizan una treintena de intervenciones relacionadas con enjambres de abejas en apenas un mes

    En esta época del año es cuando las abejas provocan el relevo de reinas ya viejas que, junto con algunos zánganos y obreras, abandonan las colmenas.

En lo que llevamos de mes de abril los bomberos del Consorcio Cuenca 112 han tenido que realizar alrededor de una treintena de intervenciones para retirar de distintos puntos de la vía pública y de domicilios particulares enjambres de abejas. Desde el Consorcio explican que es una situación "normal en esta época del año" ya que con la proximidad de la primavera es cuando las abejas obreras provocan el relevo de las abejas reinas viejas por otras más jóvenes. Es entonces cuando la reina depuesta es expulsada del panal y, acompañada por un grupo de zánganos y obreras, parten hacia un nuevo lugar en el que van a establecerse.
Es en este viaje en el que pueden realizar paradas "en todo tipo de lugares -señalan desde el consorcio- desde huecos entre las tejas de una vivienda a las ramas de los árboles, un semáforo o una señal de tráfico"
Conscientes de que en una provincia como la nuestra esta situación se produce con relativa frecuencia, los bomberos del Consorcio se han formado específicamente en este tipo de intervenciones para retirar panales y enjambres de aquellos lugares donde puedan suponer un riesgo para las personas.

¿Qué hacer? Lo primero que hay que tener en cuenta es que tanto los enjambres en tránsito como las poblaciones de colmenas establecidas pueden suponer un riesgo, mayor en el caso de las colmenas ya establecidas, ya que en este caso, los individuos de los enjambres establecidos "están defendiendo su colmena y por tanto se pueden mostrar más agresivas, mientras que en los enjambres en tránsito los individuos suelen estar muy bien alimentados para afrontar el viaje y eso les dificulta realizar el gesto de picar", explica el jefe de Servicio del Consorcio, Francisco Soriano.


Con todo siempre hay que mantener una cierta prudencia y es mejor no molestar a las abejas y llamar a un experto, bien un apicultor que pueda proceder a la retirada del enjambre con conocimiento si no se trata de una situación extrema o de peligro, bien al Servicio de Emergencias 112 que movilizará a bomberos del Cuenca112 cuando la situación entrañe riesgo y peligro.


Cuando los bomberos reciben un aviso de estas características lo primero que realizan es una evaluación del riesgo y de la situación. Si efectivamente ésta requiere la retirada del enjambre por suponer un riesgo para las personas, y la situación lo permite, se procederá a efectuar el 'trasiego' del enjambre, pasando el enjambre a la caja 'cazaenjambres' al atardecer cuando todas están más reunidas y evitando las horas de mayor calor que es cuando las abejas están más atareadas trabajando.


Es entonces cuando los bomberos, pertrechados con los trajes protectores, se aproximan al lugar donde se ha detectado el enjambre y tratan de localizar a la abeja reina. El objetivo es introducirla en la caja especial 'cazaenjambres'.
Una vez logrado esto, la caja se deja en el mismo lugar a la espera de que las abejas que están trabajando fuera, vayan regresando en busca de su reina. Así, explica Soriano, "el resto de las abejas va entrando voluntariamente en la caja y se instalan en los panales que se dejan al efecto. Posteriormente y ya de noche vamos, les cerramos la puerta y nos las llevamos".


Aunque es un sistema que requiere, por lo menos, dos intervenciones, es el que realizan los Bomberos del Consorcio Cuenca 112 para tratar de conjugar dos valores que deben ser protegidos: la seguridad de los ciudadanos y la supervivencia de las abejas. Soriano recuerda que las abejas están consideradas "ganado semoviente, están protegidas y han de ser tratadas como tal" por lo que hay que evitar en la medida de lo posible el uso de insecticidas o de productos inflamables, que pueda destruirlas.
En cualquier caso su consejo es que "si un vecino detecta una colmena en algún inmueble y no supone un riesgo para las personas, que se ponga en contacto con algún apicultor de la zona. Si por el contrario considera que hay riesgo, lo mejor es proteger el área afectada (alejarse del lugar, cerrando puertas y ventanas si las hubiera), y alertar a los servicios de emergencias al teléfono 112".

CONSEJOS DEL CONSORCIO CUENCA 112 FRENTE A LA PRESENCIA DE ABEJAS
• Mantenga una distancia prudencial con el enjambre, recomendándose distancias mínimas de 50 a 100 metros. Ponga mayor hincapié en la adopción de esta medida en presencia de personas alérgicas a picaduras de abejas.
• Llame al teléfono de emergencias 112.
• Si el enjambre se encuentra en el interior de una estancia o local, salga del recinto si se encuentra en su interior, cierre la puerta sin brusquedad y coloque una toalla o similar en la rendija para obstaculizar su salida.
• Persuada a los vecinos para que cierren puertas y ventanas.
• Evite ruidos estridentes o fuertes, estos agitan a los insectos.
• No les arroje insecticida, ni gasoil o cualquier otro tipo de líquido.


RECOMENDACIONES GENERALES EN CASO DE PICADURA
• Retirar el aguijón empujándolo hacia arriba con cuidado de no apretar directamente la parte trasera del mismo, ya que inyectaría mayor cantidad de veneno.
• Lave la zona afectada con agua y jabón.
• Aplique hielo envuelto en un trapo sobre la zona.
• Mantenga a la persona afectada bajo observación, trasladándola a un centro médico si fuese necesario.
• No se automedique.
• Las personas alérgicas a la picadura de abejas requieren de un tratamiento específico. Si es usted alérgico, infórmese en su centro médico más cercano.

Acceso privado