Rescate de un cachorro que había sido arrojado al interior de un pozo

    Los bomberos denuncian estas prácticas tanto por su crueldad como por el riesgo que pueden suponer para la salud pública.

Bomberos del Consorcio Cuenca 112 han tenido que rescatar a un cachorro de perro que había sido arrojado al interior de un pozo al final de la Avenida del Progreso en Tarancón, ya a la salida hacia Tribaldos.

El suceso tuvo lugar el pasado martes y la operación rescate se puso en marcha minutos antes de las ocho de la tarde cuando recibieron el aviso alertando de que el animal se encontraba en el fondo del pozo.

Una vez rescatado el animal lo bomberos del parque de Tarancón llevaron al animal a una clínica veterinaria donde le diagnosticaron la fractura de una de sus patas. Los propios bomberos y la clínica veterinaria, que ha asumido el 50 por ciento de los costes, han sufragado esta operación.

Los Bomberos del Consorcio han querido también hacer un llamamiento para que todos los ciudadanos tomen conciencia de la necesidad de erradicar este tipo de prácticas que suponen una crueldad innecesaria hacia los animales –perseguida por la ley- y porque pueden acarrear también problemas de salubridad pública.

Desde el Consorcio112 también quieren informar a los ciudadanos de que el cachorro ha sido recogido en el Parque de Tarancón, a donde pueden dirigirse aquellas personas que puedan estar interesadas en su adopción.

Acceso privado